miércoles, 12 de marzo de 2008

La Música


Quienes me conocen bien, saben que mi gran pasión es la música. Adoro la música. Da igual de qué tipo. Me gusta el pop, el rock, la música celta, el dance, el chill out, la clásica... Cualquier sonido de cualquier instrumento, ya sea una guitarra, un piano, una flauta, un violín, la percusión, una trikitixa o la adorada gaita. Me vuelve loco la música y mi sueño sin realizar es haber sido músico, pero no se tocar ni la pandereta. Mi culpa, no haberle echado nunca los huevos suficientes.

Es por ello que no entiendo a esos músicos que de vez en cuando dejan caer en la prensa que nunca escuchan música. A Rosanna por ejemplo, la escuché una vez decir que no quería contaminarse escuchando otras músicas que no fuesen la suya y al increíble Mike Oldfield, afirmando algo parecido hace solo unos días. Que solo escuchaba lo que él mismo hacía.

Sin querer quitar mérito alguno en lo que a su estupenda profesión tienen ambos, he de decir que, una de dos, o nos mienten descaradamente como vulgares concejales de urbanismo o son gilipollas del culo. Y es que un músico que ame la música, nunca diría semejante disparate, salvo que, y también podría ser, sea yo mucho más músico que ellos aun sin tener ni puta idea de que viene primero, si un Re o un Fa.

2 comentarios:

Drea dijo...

Salva, estoy de acuerdo contigo. Lo de Rosana y Mike Olfield me parece alucinante. Quiero suponer que se refieren, con lo de contaminación, a que su música coja influencias de otros músicos y pierda originalidad. Pues yo creo que siempre existen influencias en todo, somos seres sociales y absolutamente condicionados por el entorno. Se pierden un tesoro si no escuchan música. Lo bueno que tiene este mundo es la diversidad. Y uno mismo es diverso. Porque en cada momento necesitamos algo distinto, y podemos ser muy distintos en diferentes momentos. El que algunos músicos te afecten y tu música tome parte de ellos sólo significa que somos energías que no nacen ni se destruyen, sino que se transforman. Con la música pasa eso también, estoy convencida. Y por mucha tendencia que tenga un tema a otro, sigue siendo una creación original, porque algo nuevo tiene, y supongo que ese algo es una perspectiva intimista y absolutamente personal.

Jeijo dijo...

Me parece increíble que digan esas cosas porque no se las creen ni ellos mismos. Lo que pasa es que aunque sean muy buena gente, la fama se les sube a la cabeza de vez en cuando y sueltan alguna parida y se quedan tan "panchos". Y sino habría que preguntarle a Mike Oldfield como hizo la versión de "O Son do Ar" del grupo gallego Luar na Lubre (que el por cierto, siendo muy original, tituló "the song of the sun"): ¿por ciencia infusa? ¿lo soñó? ¿o estaba encriptada en las partituras de sus propias canciones?
En fin, es mejor no cabrearse y seguir amando la música y pasar de los músicos, aunque nacieran con el don de fabricarla.