viernes, 9 de mayo de 2008

Tetas y playa


Se acerca la temporada de playa y aunque no se porqué me da a mí que este año no voy a visitarla mucho en solidaridad a mi mujer, como siempre se llenarán de bikinis y bañadores. Unos a tomar el sol, otros a bañarse, algunos a pasear, otros simplemente a pasar el rato y los que más, como yo, ha hacer un poco de todo.

Pero lo que me lleva realmente a escribir estas letras, son las críticas de algunos sectores de esta sociedad, los cuales se han molestado incluso en reunir firmas para evitar el topless en nuestras costas, llegando a afirmar que tal operación es un espectáculo lamentable y ofensivo, especialmente para los niños, por lo que piden lo que ellos llaman "playas familiares".

Y digo yo, que a mí no me importa lo más mínimo acudir a una playa donde se practique el topless, ni mucho menos me importará que vayan mis hijos, porque estoy seguro que les educaré de tal forma que vean el cuerpo humano, sea de hombre o mujer, como algo bello, como una autentica obra de arte. Y sobre todo como cuerpo humano que es. A la vez que procuraré que el topless sea para ellos algo tan natural, que ni tan si quiera le presten atención, preocupándose de pasar un formidable día de playa en lugar de dedicarse a ver cuantas tetas son capaces de mirar en cada jornada. Claro, he de decir que yo también he sido, he pensado y he actuado siempre de esa manera. Pero me temo que quienes pretenden evitarlo, puedan llegar a ver en esos topless algo más que simples personas tomando el sol. Posiblemente solo vean mujeres desnudas, tetas y más tetas. Tetas grandes y tetas pequeñas, que no solo les provocan, si no que estarán deseosos de tocarlas, manosearlas... mmmm... Y dios sabe qué... Pero se quedan con las ganas y eso duele. Sobre todo por dentro de la bragueta. Y será eso lo que queremos evitar.

¿Me equivoco en algo?. Seamos serios y hablemos claro.

Yo, sobre todo, playas con libertad.

4 comentarios:

nomolamos dijo...

El problema es que todavia,hay asentamientos de una cultura retrograda pasada.Y no se ven las cosas con naturalidad. Asi es este pais, de tradicion de panderete y peineta, que tantas cosas tiene que cambiar.
Lo primero es que no estamos educados sexualmente, y vemos todavia ciertas cosas con demasiada moralidad antigua.
No son las tetas, parte del cuerpo humano, igual que un brazo?
Las cosas solo tienen la importancia que queramos darle, y siempre lo prohibido fue lo que mas llamo la atencion,
dejemonos de tonterias, y que cada uno vaya a la playa y se ponga como quiera,
Y al que no le guste ver, pues que se quede en casa o en una terraza, que tambien hay playas nudistas y quien no quiere no va...
siempre hubo y habra mentes estrechas....
besito.

Drea dijo...

Desde luego, cuando reprimes un impulso, puede llegar a convertirse en algo enfermizo, en una obsesión. Es por eso que hay gente que empieza a ver el topless como algo malo y meramente sexual. Es lo que dices tú, Salva. Si se educa a los niños en la idea de que es natural tomar el sol sin la parte de arriba del bikini, no lo verán como algo sexual. Me crié cambiándome en vestuarios mixtos y finalmente me tomé el ver mujeres en bragas y sujetador como quien las ve en bikini. El desnudo no tiene por qué implicar morbo o sexualidad. Somos, simplemente, personas que queremos sentir el sol en nuestra piel y no tener marcas, por coquetería. Recordemos que hace un porrón de años, las mujeres incluso llevaban pololos para que no se les viese NADA y hoy día nadie se extraña de ver una mujer con minifalda. Progreso, señores. No todo el mundo ve unas tetas y siente la necesidad de sobarlas...

irene dijo...

Estoy de acuerdo, playas con libertad, hace años estuve en una playa nudista, eran otros tiempos y había poca gente, pero es una pena que en el siglo XXI puedan escandalizar unos simples pechos, deberíamos educar a los hijos sin tantos prejuicios y viendo lo que es natural, con naturalidad.
¡Menudo rollo te he soltado!
Por cierto, vengo del blog de Alberto, le he dicho que al paso que lleva, te llegan antes los nietos que el vídeo.
Un abrazo, y feliz playa.

Anónimo dijo...

Vale que las tetas son parte del cuerpo humano como también lo son los brazos, ... pero ¿me desmentirán si digo que las tetas tienen una connotación de atractivo sexual que no tienen los brazos?

Vale que podríamos construir una sociedad en la que el cuerpo desnudo del prójimo no tuviera ninguna connotación sexual. De hecho ya existen partes de nuestra sociedad actual en la que esto es así (grupos nudistas, ciertos grupos deportivos, entornos médicos...). Pero en nuestra sociedad, de forma general, el cuerpo humano desnudo tiene una connotación social. Y, de momento, vivi en esta sociedad.