martes, 13 de enero de 2009

Por si las moscas

Me ocurrió hace ya bastantes años, pero es una anécdota que me costará olvidar. El colega llevaba ya varios meses dándonos la paliza para que fuésemos una noche a su casa y así mostrarnos sus dotes en la cocina. Y es que todo sea dicho, le encantaba fardar, la mayoría de las veces más de la cuenta, pues en el fondo no era más que un pobre pringao. Y cada día que coincidíamos, la misma historia: - a ver cuando venís a cenar un día a casa -.

Al final y más por las ganas de librarnos de él y que dejase de darnos la chapa, que por las ganas de probar sus dotes culinarios, pusimos un día en el calendario y fuimos a su casa a cenar. Algo normalito, nada fuera de lo común. Un poco de picoteo al principio y un trozo de carne "pa" después. Y algo de vinito, aunque como había que volver en coche, la botella se la bebió él solo. El resto tan solo la catamos.

Terminada la cena y sin tan siquiera ofrecernos la oportunidad de tomar un café, la sorpresa fue bestial. El muchacho sacó una cuenta reciente de algún supermercado donde venía absolutamente todo lo que había formado parte de aquel menú. Incluso las botellas de vino que tan solo degustó él. Y sin inmutarse nos dijo a todos: - en el super esto me ha salido cinco mil setecientas pelillas... que dividido entre seis, tocamos a novecientas y pico por cabeza, que redondeando, pues a mil pesetinas de -. Los demás nos miramos y sin decir nada, cada uno echó mano a su cartera, sacó el dinero y puso sobre la mesa la cantidad mencionada. Un rato después volvimos a casa con una extraña sensación de que algo había fallado, pero sin saber bien el qué. Desde aquel día, no he vuelto a pisar aquel lugar. Y no se porqué, pero ahora cuando alguien dice de invitarme a algo, sea lo que sea, le miro con recelo y antes de aceptar la invitación, miro en mi cartera por si tengo suficiente dinero para pagar al menos mi parte. Por si las moscas.

6 comentarios:

Drea dijo...

¡QUÉ FUERTE ME PARECE! Menuda mala educación, no?

Kato dijo...

enserio paso eso?? O_O
que va!
hinchálo!!

magalí dijo...

Hola!, vi tu blog en Aliste.info

Me ha gustado mucho, voy a seguir entrando y te animo a que sigas escribiendo.

Una alistana que te manda un saludo muy cordial

Mundos Azules dijo...

Desde luego, que la historia va en serio y es real como la vida misma. La tenia olvidada, pero el otro día la recordé y decidí contarla.

Por cierto, Magalí, gracias por tu opinión, gracias por seguir entrando y gracias por mandarme ese saludo desde aquellas preciosas tierras. Un place.

Anónimo dijo...

Hola majete oye aki la cotilla nº1 (nieves) conozco al susodicho???supongo que no o si??? si es que si dame alguna pista jejeje que no puedo con la incertidumbre jejeje

Mundos Azules dijo...

Nieves: No me puedo creer que no te haya contado yo a tí nunca esta historia... jajaja. Ya te contarñe, ya.

Un besote.