jueves, 28 de enero de 2010

Los verdaderos piratas del cine



Una tarde cualquiera. La cola de un cine de tropecientas y pico salas. Avatar por ejemplo, que dicen está de moda.
.
- Cuatro entradas, por favor -
- ¿las quiere normales o en versión 3D? -
- ¿Cual es la diferencia? -
- Descomunal. Tres euros. -
- No, me refiero a la película, que si hay mucha dif... ¿Como dice? ¿Tres euros? ¿Entre los cuatro? ¿Tanto? -
- No, perdone, tres euros cada uno. -
- Ostia!! Como os bañáis... Dame, dame... Un día es un día y si merece la pena... Dame cuatro -
- Son cuarenta euros -
- Con esto comen cuarenta niños en muchos sitios... -
- El siguiente... -
.
De haber decidido ver la película en su versión normal, hubiesen sido veintiocho euros. A siete por cabeza.
.
Una parada en la tienda de "chuches" de al lado, que no se de quien será, pero huele a cine que jode. Botellín de Coca Cola, dos con ochenta. Y somos cuatro. Cartón mediano de palomitas con grasas y aceites parcialmente hidrogenados - veneno puro - y desbordando publicidad por los cuatro costados, cinco euros. Ciento y pico gramos de azúcar en forma de gominola, dos con treinta. Bolsita de Aspitos, treinta céntimos. Estos son baratos, pero justo el doble que en cualquier otra tienda de calle. Total de la tarde de cine entre los cuatro, casi cien euros. O dieciséis mil pelillas. Poco más. Una butaca incómoda. Primeras filas, lateral derecho, porque no quedaba más. Dolor de cuello y posible visita en las próximas 48 horas a mi masajista. Ruidos de bolsas, risas, teléfonos móviles... Y el de al lado que tose y huele mal.
.
De repente una densa niebla a mi alrededor... Extraña sensación. Todo ha sido un sueño. Sigo sin ver Avatar. Y he tomado una decisión. Esperaré a que salga en deuvedé. Me la compraré. La veré las veces que me dé la puta gana sentadito en mi sofá sin que nadie me estornude en el cogote, con mi Coca Cola de doscientos litros entre las piernas y mi montón de chuches de la tiendita de la esquina llena de Magia de Sonia y Juanjo. Y por mi parte y con tanto ladrón e hijo de puta suelto, que les den mucho por el culo a los verdaderos "piratas" del cine.

3 comentarios:

jorgogi dijo...

q sinvergüenzas... mira q no poder apoyar al pobre empresario español :DDD

Q te la vas a pillar en DVD? joder! encima eres un buenazo... ;)

Kato dijo...

:O

por eso no voy al cine... mejor espero que salga por tv.

supermola dijo...

Si es que no pasan cosas gordas en los cines porque somos mas educados de lo que pudiera parecer.